MENTIMOS, NI IDEA DE QUIÉNES SOMOS.

Page

La esperanza está cansada de curar las heridas de los sueños, y al corazón se le ha roto su paraguas para lágrimas. La sonrisa intenta tirar hacia arriba del alma, que se engancha en el nudo de la garganta, sin llegar a escuchar la música que la mente hace vibrar entre los labios. Jornada dura, mañana la mejoraremos.

“Recordad que no todos los que deambulan están perdidos, y no todos los perdidos necesitan que se les encuentre.” Asentimos, ya hemos vivido esto. La racionalidad y la imaginación se culpan mutuamente a gritos ensordecedores, enmudecidos por el suspiro final, brisa de aire fresco para el pensamiento.

Si hay tantos conflictos, probablemente sea por esta pequeña crisis de identidad que siempre ha existido entre nosotros que la formamos a ella. Aún nos cuesta creer que a esta gran complejidad de sueños, ideas y emociones se nos cosifique de tal manera, reduciéndonos a la insignificante simpleza de un cuerpo material, inventando para nosotros un nombre humano que lo agrupe todo como si perteneciéramos a lo mismo, como si nada.

Pero, como por alguna razón al oído le agrada este nombre y a la racionalidad le parece práctico, somos Isabel Ballester.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s